ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

Haciendo un poco de historia (reciente), hemos pasado de planificar “progresiones para la enseñanza”, a “metodologías”, a “secuencias”… De “actividades” a “tareas”… De presentar “planes de clase” a presentar “unidades didácticas”…
¿Parece que son los mismos conceptos nombrados de otra forma…?

Decimos que no, que han cambiado los conceptos y por eso tienen distintos nombres.
Aquí nos vamos a referir a las “actividades de aprendizaje”…, ¿cuál es la diferencia con la idea tradicional de “actividad”?

Les comentaremos en primer lugar (sin la menor intención de agotar el tema) una idea que nos resultó reveladora para empezar a pensar en actividades de aprendizaje: el pasaje de hablar del proceso de “enseñanza-aprendizaje” (como un proceso único), a hablar del “proceso de enseñanza” y el “proceso de aprendizaje” como dos procesos diferentes. El detonante de todo esto fue la lectura de un trabajo de Alicia Camilloni, del que les copiamos un párrafo:

Nosotros no aceptamos la expresión enseñanza-aprendizaje, sino que necesariamente pensamos que hay que distinguir por un lado los procesos de enseñanza, en los que el docente enseña algo y los procesos de aprendizaje en los que el alumno puede aprender cualquier otra cosa. Es más, el alumno puede aprender solo, sin necesidad de que haya enseñanza y el docente puede estar enseñando, quizá, sin que el alumno aprenda. Muchas veces, sin que el alumno aprenda lo que el docente pensaba que estaba aprendiendo.

DIFERENCIAMOS ENTONCES LOS DOS PROCESOS

EL DOCENTE SELECCIONA CONTENIDOS Y ELABORA UNA PROPUESTA DE ENSEÑANZA

(que es el conjunto de las tareas que va a proponer a los chicos, dado que un contenido no se enseña en una clase)

LOS ALUMNOS REALIZAN LAS DIVERSAS ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE PARA RESOLVER ESAS TAREAS

Los chicos en la clase de EF siempre realizan acciones motrices y ponen en juego aspectos cognitivos para resolver los problemas.

Llamaremos “actividades de aprendizaje”, a las que el docente “convoca” a aparecer para enseñar un contenido. Estamos convencidos es que nuestras consignas deben “convocar”, “hacer aparecer” esos aspectos cognitivos para que los chicos se “den cuenta” de lo que piensan, le encuentren sentido a lo que aprenden y puedan compartirlo con otros.

Para sintetizar, haremos una “arbitraria división” y nombraremos como “actividades de aprendizaje” tanto a:

  • Las acciones motrices que propicia nuestra consigna

    que son las observables en la resolución de la tarea que les dimos: saltar, correr, buscar las formas de mantenerse en equilibrio, pasar una pelota…, etc

  • Los aspectos cognitivos que subyacen a esas acciones y que también propicia nuestra consigna

    observar, representar gráficamente, hipotetizar, comunicar a los compañeros un juego inventado en forma comprensible, evaluar en una reflexión compartida la efectividad de un plan que habían elaborado, etc

LA TAREA QUE PROPONEMOS Y LA CONSIGNA QUE DAMOS PARA PRESENTARLA DEFINIRÁN EL TIPO DE ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE QUE QUEREMOS QUE HAGAN LOS CHICOS.

PODEMOS PROPONER A TRAVES DE UNA CONSIGNA QUE SE EVIDENCIEN SOLAMENTE ACCIONES MOTRICES

  • “suben a la tapa de cajón y saltan sobre las colchonetas…,
  • “cuidado!, pongan las manos al caer para equilibrarse!.”
  • “ Dónde están estas sogas es un río y hay que saltarlas sin caer en él y luego pasan la viborita sin que los toque”…”

O PODEMOS PROPONER AMBAS: en la resolución de la tarea se evidencia tanto lo motriz como el proceso cognitivo que lo sostiene:

  • “hoy les voy a enseñar a saltar de distintas formas…”
  • “…miren el material que preparé…, qué les parece que pueden hacer en cada estación?”
  • “ Muy bien! ¿Qué cuidados hay que tener para saltar desde las tapas de cajón?”
  • “ Aquí, además de la actividad de aprendizaje saltar, observan, anticipan riesgos, hipotetizan posibilidades, inventan alternativas…, podríamos decir que tiene mayor riqueza….”

PENSAMOS QUE LAS ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE SON IMPORTANTES PORQUE DE ELLAS DEPENDE LA RIQUEZA DE ESE PROCESO: DE APRENDER SENTANDO LAS BASES DE DISPONER DE ESE APRENDIZAJE PARA DIVERSAS SITUACIONES Y DE LA FORMA MÁS AUTÓNOMA POSIBLE…

Queremos decir que, con seguridad, de nuestras consignas depende la riqueza de las experiencias de aprendizaje de los chicos. Como dice Meirieu,

No es posible un verdadero aprendizaje sin que lo que se aprende se perfile en un universo externo a la situación de aprendizaje.

Mieirieu, Philippe