¿ QUÉ QUEREMOS QUE LOS CHICOS APRENDAN?

Lo que queremos que aprendan es lo que les tenemos que enseñar…

Es cierto que a veces comentamos: “Hoy di pase y recepción”…, trabajé hándbol…”,
¿Por qué no decimos “enseñé”?
O les decimos a los chicos: “Te salió muy bien el pase”…, o “todavía no te sale, tenés que practicar”…
¿Es cuestión de que “les salga”, o de “enseñarles para que aprendan”…?, ¿de quién es la responsabilidad?

ESA “PARTE DEL SABER” , que pertenece al campo disciplinar de la Educación Física, que es considerado valioso (en función de política educativa, de la historia de la comunidad, del criterio del docente, de la edad de los chicos…)
QUE VAMOS A “RECORTAR” PARA ENSEÑARLES, SON “LOS CONTENIDOS”.

¿Cómo recortamos el contenido…?, ¿Por qué fuimos dejando de lado enunciaciones tales como “iniciación deportiva”, “juegos motores”, “nociones espaciales”, “conocimiento del cuerpo”..? Quizás porque eran tan amplias esas formas de nombrar un contenido que no nos guiaban para nada en qué observar, qué evaluar, para saber si esa clase había sido bien pensada, bien planteada, si los chicos estaban en camino de aprender lo que queríamos enseñarles….

En cada situación de aprendizaje, de cualquier materia, el chico lleva “todo puesto” (su cuerpo con su posibilidad de acción y su quietud, sus posibilidades cognitivas, sus emociones a flor de piel o escondidas, sus relaciones con los otros explicitadas o no, su entorno físico: espacio-tiempo-objetos y su comodidad o incomodidad en él, etc).
Pero, cuando queremos ENSEÑAR, tratar de que los chicos APRENDAN, tenemos que tratar de focalizar su atención en algo particular, que pueda analizar y resolver, con una consigna que lo ayude, que lo oriente en ese camino…. Por eso la importancia del contenido claramente planteado.
Cuanto más claro tengamos el contenido a enseñar y la propuesta pedagógica sea coherente con él, más fácil será para los alumnos aprenderlo.

¿Qué diferencia hay entre “lo que se pone en juego en la clase” y “lo que queremos enseñar”, es decir, el contenido de la clase?

El tiro suspendido, el voleibol, correr, anticipar trayectorias, ayudar a otro, hacer hipótesis…. no son contenidos de la EF…

SE CONVIERTEN EN CONTENIDOS CUANDO HAY UN PROFE QUE LOS SELECCIONA CON INTENCIÓN DE ENSEÑARLO A UN GRUPO DE ALUMNOS!

Es decir, el contenido es un concepto didáctico, en contexto de enseñanza… Si no, son habilidades (motoras…, cognitivas,..), o saberes culturales, o actitudes de las personas…. Es más: “anticipar trayectorias” puede ser un contenido de física y “la colaboración entre pares” un contenido de matemática…,  por ejemplo

Cuando elegimos ese contenido, hacemos una opción sobre qué recortar para enseñar algo.
Eso es lo que tenemos que “iluminar” con ese foco…, es el contenido!!

Si no focalizamos en algo, si “se apaga la luz”…, todo es oscuridad, y nada más!

Si pensamos que todo el tiempo todo se pone en juego, que estamos enseñando todo junto, si “se ilumina todo”…, ¡encandila!

ENSEÑAR Y APRENDER SOBRE:

EL PROPIO CUERPO

En este tiempo que tanto favorece el sedentarismo…,  ¿qué enseñar en EF para que griten ¡piedra libre! al cuerpo escondido detrás de las pantallas?

Es indispensable aprovechar la oportunidad que nos ofrece la EF…, para que en la variedad de experiencias de juego y movimiento todos y cada uno puedan conocer su propio cuerpo, aprendan a cuidarlo, aprendan la importancia de continuar realizando alguna actividad física toda la vida, y puedan encontrar alguna  que les sea placentera…

EL MEDIO FÍSICO

Las clases de EF desafían en forma permanente las relaciones entre el cuerpo y el medio físico…, ¿Presentamos situaciones para que los chicos resuelvan y de esta manera aprendan a situarse y a moverse ajustando el tiempo, el espacio y los objetos?
Nuestras propuestas… ¿propician que TODOS los chicos aprendan a resolver esos desafíos…?, ¿o creemos que son aprendizajes que se producen como consecuencia del moverse nada más?

EL MEDIO SOCIAL

La EF “fuerza” el encuentro con el otro, lo provoca, lo desafía…En las tareas y juegos está la búsqueda del propio reconocimiento y el reconocimiento del otro.., ¿Cuál es nuestra mirada sobre esas interacciones?
¿Los chicos reflexionan en nuestras clases sobre la importancia del otro, del trabajo en grupo, del aporte  indispensable de todos los compañeros?
¿Hacemos variadas propuestas para que  cada uno encuentre “su” lugar en ese grupo…?, ¿para que se den cuenta que “el otro” puede tener algo que aportar?…, ¿para que construyan herramientas para una convivencia respetuosa y sepan que eso es posible…?